Cambio de valores al momento de sobrevivir

Si revisamos el diccionario,  la palabra “sobrevivir” tiene tres acepciones:

La primera:  Superar la muerte, (Por ejemplo: “La tía sobrevivió a todos sus hermanos y era la mayor de todos”)
La segunda:  Superar un peligro, (Por ejemplo: “Sobrevivió a un accidente automovilístico”).
La tercera:  Permanecer en el tiempo. La palabra “perdurar”, en este caso, puede ser utilizada en reemplazo y con mayor significado,(Por ejemplo:”Esa tradición sobrevive en zonas rurales”)

Todas estos significados, suponen diferencias con la palabra “vivir”. 

En estos días de Coronavirus, la pandemia nos plantea un mundo distinto al que llevábamos y estamos en el momento del “sobrevivir” con el significado de la segunda acepción; el momento de vivir para superar un peligro inminente.

A este punto del texto, nosotros; unos y otros, sin hacer una crítica de la manera elegida para vivir de cada uno, gustos son gustos, y consecuencias son consecuencias (no vienen separadas la elección y los resultados), estábamos “viviendo” o “perdurando” hasta que nos apareció el cisne negro denominado: COVID-19.

Cuando se trata de tener una vida,  pueden postularse como valores: obtener la felicidad, obtener poder, obtener sabiduría, o encontrar nuestro propio sentido y ubicación frente a la vida. Tras ello; tener una pasión. Para perdurar basta seguir una corriente, las propuestas del mercado o del dios dinero, tratar de vivir en un ilusorio estado de juventud permanente, no cuestionarse, perseguir una moda, identificarse o pertenecer  a un grupo a rajatabla que nos provea de sentido,…, y hay otras  atractivas propuestas.

Sin embargo, ante el peligro que supone nuestra muerte, hoy estamos unificados tras un solo objetivo: “sobrevivir”, y quedan atrás las diferencias, quedan atrás nuestros propios objetivos, nuestro sentido y sin-sentidos anteriores que, consciente o inconsciente, perseguíamos.

Para sobrevivir hay un solo valor, evitar el peligro, cuidarse y cuidarnos.

Luego, pasada la pandemia, cuando quede atrás sobrevivir, quizás la experiencia no permita re-significar nuestros valores para un mejor vivir.

 

“Durante mucho tiempo creímos saber todas las respuestas, pero de pronto nos cambiaron todas las preguntas”

(M. Benedetti)

 

2 Comments

  1. En estos días de reflexión, agradezco sus artículos, son un Norte para la vida y la profesión. Dios le bendiga  Att: Ramón Oniel Jiménez, Santiago RD

    Enviado desde Yahoo Mail para iPhone

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s